PATIOS Y CORTIJOS

elementos claves en el estilo Andalusí

El paisajismo consiste en crear belleza utilizando las texturas, los tonos y, sobre todo, el encanto de la naturaleza. Un paisajista experto usará la tipología constructiva u otras estructuras como punto de partida, una fuente de inspiración para sus diseños, combinando la naturaleza con los elementos hechos por el hombre para realzar y acentuar la arquitectura, así como permitir que se integre en el entorno que lo rodea.

El lugar y la ubicación determinan el estilo que marcará las líneas de diseño, como ocurre en el caso de algunos de nuestros proyectos rústicos en Marbella, donde nosotros, como paisajistas, nos encontramos con un sinfín de posibilidades donde dar rienda suelta a nuestra creatividad. Nuestro objetivo es crear pequeños oasis de paz y belleza, en sintonía con una arquitectura clásica en este caso, preservando su vínculo cultural con la tierra y las fantásticas vistas y paisajes de sitios individuales. Éstos son algunos de los principales elementos distintivos:

Entradas

La labor de un paisajista es crear espacios únicos y, con frecuencia, la entrada de la casa es el punto de partida para empezar a diseñar. De este modo, un espacio de recepción se convierte en un escalón hacia un patio interior o terraza de bienvenida, donde las plantas, los aromas, así como el mobiliario apropiado, invitan al usuario a descubrir el resto del jardín.

 

 

Patios

El patio es un principio tradicional de la construcción de viviendas en climas cálidos, y fue una característica central de las casas en la época romana y árabe. Como Andalucía estaba fuertemente influenciada por estas dos culturas, el patio es una característica inseparable de una villa o casa de campo en el sur de España. Además de ser atractivo y ofrecer un lugar muy privado para retirarse y relajarse, también es una característica muy práctica que permite que el aire fresco entre y refresque el hogar, funciona como un punto de distribución ideal entre habitaciones y secciones de la casa, y aporta un toque de belleza natural. Las plantas en macetas de barro, el sonido suave de las fuentes bajas, las enredaderas y la correcta iluminación, ayudan a crear estos espacios con identidad propia.

 

 

Espacios relajantes

Un jardín está en su mejor momento cuando ofrece rincones donde disfrutar de la belleza, de sus vistas, de la brisa fresca y que inviten a sentarte y relajarte. El arte del paisajista ha sido durante mucho tiempo la creación de dichos espacios, ya sea en forma de un patio, una terraza panorámica, un césped bien cuidado, un huerto de aromáticas o incluso un lugar íntimo escondido en una de las esquinas del terreno. Las fuentes y las piscinas crean lugares idílicos donde el sonido del agua juega un papel muy importante, al igual que los bancos o áreas de comedor al aire libre situados bajo la sombra de grandes árboles o cubiertos por una pérgola llena de flores.

 

 

Reconocer el potencial de cada lugar es la principal habilidad y el arte particular del paisajista. Descubre algunos de nuestros proyectos más singulares.

Comparte este articulo

OK