JARDINES PEQUEÑOS

Creando un gran jardín en un espacio pequeño

Tener una zona verde y vistas abiertas aporta valor y sobre todo calidad de vida a una vivienda, independientemente de si se encuentra en un entorno urbano o rural. Aquí te enseñamos algunos consejos para aprovechar al máximo tu espacio y crear un maravilloso jardín o terraza en un espacio reducido.

 

Ideas para ahorrar espacio

Cuando hay poco espacio, tienes que ser inteligente y creativo. La mayoría de los desafíos tienen una solución y, a menudo, producen un resultado divertido y atractivo, así que da el primer paso analizando cuidadosamente el área disponible: sus dimensiones, características, superficies de materiales y también detalles como su perspectiva, orientación y vistas.

Esto te permite planificar el espacio y crear un diseño funcional que también sea atractivo, en primera instancia utilizando la dirección de las vistas como punto focal. También ten en cuenta cómo afecta el sol a tu terraza o jardín. Si está sujeto a mucha radiación solar, sería interesante crear algunas zonas de sombra, o quizás agregando elementos de agua, y si es más oscuro, optimice la luz tanto como sea posible.

 

 

Funcionalidad y estilo

Las terrazas y jardines más estrechos generalmente requieren ideas que ahorren espacio y que puedan realizar funciones dobles o, de hecho, plegarse cuando no se necesiten. De esta manera, son interesantes soluciones a medida hechas de madera que transforman un banco en una mesa o tumbona, con espacio de almacenamiento para cojines debajo de los asientos, por ejemplo. En lugar de un paraguas fijo que ocupe mucho espacio, usa un toldo de lona que se pueda plegar o desplegar ajustándose a tus necesidades.

Crea macizos de plantas y trepadoras que agreguen color y vitalidad sin necesidad de usar mucho espacio, proyecta la iluminación ambiental contra las paredes para que tu pequeño jardín no se vea demasiado cerrado y agrega una fuente pequeña pero atractiva cuyo goteo de agua produzca una sensación de intimidad. Si dispones de vistas, ya sean al mar o a la montaña, aprovéchala al máximo convirtiéndola en un punto visual principal con la ayuda de árboles o arbustos más altos que enmarquen las vistas.

Una zona de estadía empotrada en una pared hacen un buen uso del espacio y forman el corazón de un jardín o terraza irradiando una sensación de serenidad natural realzada por colores, texturas y fragancias, complementada por el goteo del agua. Sus bancos brindan espacio de almacenamiento para cojines y herramientas funcionales, mientras que la iluminación (integrada en las paredes) y los toldos se adaptan al movimiento del sol y a la sensación íntima que se desea crear.

 

 

Por supuesto, es posible que los niños no puedan jugar al fútbol en un espacio así, pero será un paraíso personal en el que relajarse y entretenerse. Usa bien las paredes, ya que son amigas tanto en términos de trepadoras de flores, efecto de iluminación y espacios para almacenamiento, y coloca los muebles de descanso y comedor contra ellas para ahorrar espacio de manera óptima.

Los árboles grandes, el césped y las elaboradas características del jardín pueden ser imposibles, pero a veces un jardín o una terraza acogedora y bien diseñada es incluso más agradable que un jardín grande, y si te has superado en creatividad y eficiencia espacial, incluso puede haber espacio para una barbacoa incorporada!

OK