JARDINES PARA NIÑOS

Jardines adaptados a los más pequeños

Con todo el enfoque en hacer que los jardines sean bonitos, elegantes y el complemento perfecto de la arquitectura, a veces se pasa por alto que los niños son en muchos casos sus principales usuarios.

Puede que los más pequeños no le den tanta importancia a la estética como lo hacemos los adultos, pero si tienes niños, el jardín sigue siendo uno de los mejores lugares para que se diviertan, especialmente si quieres apartarlos de las pantallas digitales y ofrecerles la oportunidad de respirar aire fresco y practicar un poco de ejercicio.

Jugar al aire libre proporciona estar en contacto con la naturaleza, así como fomentar el pensamiento creativo y el desarrollo de habilidades sociales, por lo que tanto para tus hijos, sus amigos, es importante asegurarse de que el ‘cinturón verde’ que rodea a tu propiedad no sea solo estéticamente llamativo, sino también un patio de recreo donde horas de diversión y exploración producen recuerdos duraderos de veranos largos y soleados.

 

 

Un paraíso para los niños

Marbella tiene el clima perfecto favoreciendo la diversión al aire libre, y si no te sientes cómodo con la idea de que tus hijos estén fuera en la ciudad, crear un espacio verde natural para que puedan deambular puede ser la solución ideal. Un jardín (sección) diseñado pensando en los niños no debe estar demasiado ornamentado. Lo mejor es proporcionar un césped limpio en lugar de superficies duras que pueden causar lesiones cuando los niños se caigan, algo inevitable de vez en cuando. Deja las delicadas plantas con flores para la parte «adulta» y más elegante de tu jardín y delimita el área de césped con setos, ideal para juegos de pelota o la instalación de «campamentos».

Los árboles altos pueden proporcionar sombra y un buen lugar para crear zona de carpa, pero si no quieres que tus hijos trepen, puede ser bueno pensar en cipreses y especies similares con ramas estrechas. Un parque infantil hecho por el hombre, con columpios, toboganes y estructuras para trepar, es por supuesto una gran idea, y se puede conseguir que aparenten ser lo más naturales posible en armonía con el resto del jardín. Agrega una zona de huerto para ellos, una casa de madera o incluso una casa en el árbol colocada sobre las ramas inferiores de un árbol adecuado.

Recuerda evitar las superficies duras y resbaladizas (el césped suave sigue siendo ideal para los niños), así como el terreno rocoso, los cactus y los delicados parterres de flores, o plantas altamente alergénicas, y agrega instalaciones de entretenimiento como las descritas anteriormente. Después de todo, los niños serán niños, así que permíteles una pequeña zona ‘salvaje’ para explorar y perderse.

 

Ponte en contacto con nuestro equipo de diseño creativo en La Menara para explorar el mundo de posibilidades no solo para tu jardín, sino también para convertirlo en un paraíso verde para tus hijos.

OK