El Jardín Mediterráneo

Plantar un jardín en la Costa del Sol necesita tener en cuenta el clima. Durante el verano, la escasez de lluvias y el calor intenso proporcionan unas condiciones climáticas que determinan la supervivencia de algunas plantas. Por ello es muy importante acertar con la elección de especies que puedan coexistir con este clima, así como en la colocación de la planta en zonas de sol, sombra o semisombra. El suelo mediterráneo también tienen unas características específicas diferentes a las del jardín típico del norte de Europa, y esto debe tenerse en cuenta al elegir las plantaciones; Digamos que las hydrangeas (nombre común – Hortensia), por ejemplo, no se dan bien en suelos de las zonas más cálidas de la Costa del Sol, sin embargo sobreviven mejor en el interior más fresco y montañoso.

Plantas amantes del sol

Los jardines tienden a tener áreas que están completamente expuestas al sol y es sorprendente cuantas tipos de plantas pueden prosperar en tales condiciones. A los geranios, a menudo vistos en las ventanas españolas, les encanta, e incluso la rosa no es reacia al calor. También recomendamos bouganvilleas, hibiscos y jazmines. Las plantas de chile son otra opción, ¡y también podrás usarlas para cocinar! La clave para asegurar que las plantas más delicadas sobrevivan es una buena instalación de riego. Durante los meses de invierno es probable que llueva lo suficiente para mantener el suelo húmedo, pero en verano será necesario un buen sistema de riego para mantener las plantas y el césped en un estado saludable.

Plantas que necesitan menos agua.

Existen plantas que demandan un bajo consumo hídrico, lo que hará de tu jardín un espacio sostenible a la vez que estimulante y llamativo. Con eso en mente, sugerimos el uso de especies como la lavanda, mirto, hierbas de clima cálido y palmeras. Las suculentas, como la yuca, el aloe y el agave, también aportan diferentes tonalidades en un jardín mediterráneo.

Las especies endémicas como los olivos y los cipreses son una elección ideal para este tipo de jardines, ya que se adaptan perfectamente al clima local y a la lluvia, mientras que el uso de agregados y materiales inertes también ayudan a mantener tu jardín con un mínimo de trabajo y riego. Aprovecha al máximo tu jardín mediterráneo creando zonas de sombra, ya sea a través de pórticos y pérgolas con plantas trepadoras o árboles que creen puntos de penumbra. Las fuentes bajas también proporcionan un efecto refrescante y relajante, mientras que el clásico patio andaluz con una fuente central y pequeños naranjos proporcionan intimidad y privacidad.

paisajismo_la_menara_marbella_jardin_las_brisas_7

Recuerda que la jardinería no se trata solo de plantas y tierra, también se trata de diseñar zonas especiales con la ayuda de pérgolas, asientos y bancos en lugares estratégicos, frescos y / o con vistas panorámicas, y en general esas áreas de disfrute en las que poder relajarse, contemplar y sentirse cerca de la naturaleza. Los árboles frutales y las hierbas como el tomillo, el romero, la albahaca y la lavanda agregan belleza y aromas de fácil mantenimiento que se mezclan con el olor de la flor del jazmín, azahar y el perfume de rosas y otras fragancias florales que mejoran el impacto sensorial y el placer que brinda tu jardín.

Estaremos encantados de recomendarte las mejores plantas para tu jardín: las que crean un esquema de color atractivo y un oasis de aromas que enmarcan el jardín mediterráneo. Contacta con nosotros obtener más información sobre nuestros servicios.

30 septiembre 2019